27 de octubre de 1933: creación de la CELP.

En el año 1933 la Liga de Comerciantes de Pigüé conociendo la disconformidad de la población por las tarifas excesivas que estaba cobrando la Compañía de Electricidad del Sur Argentino, CESA, convocó a una Asamblea Pública en el mes de junio para solicitar una rebaja en las tarifas a la empresa, otorgándole un plazo de 30 días para que les hagan conocer su decisión. También se autorizó a la Liga que en caso de no llegar a un arreglo con la Cía. se le daba la posibilidad de constituir una Cooperativa de Electricidad para el suministro de corriente eléctrica a los particulares.


Con fecha 20 de junio envía la primera nota solicitando la rebaja de las tarifas a CESA y el 13 de julio se realiza la primera entrevista con los representantes de la misma, aunque no se pudo concretar ningún arreglo, el día 15 se realiza una nueva reunión en donde se toman las siguientes resoluciones:
-Convocar a Asamblea de vecinos para informar del resultado negativo de las gestiones ante la Compañía y gestionar la creación de la Cooperativa de Electricidad.
-Adelantar los fondos necesarios para los primeros gastos con cargo de devolución.
-Proponer a la Asamblea el nombramiento de una Comisión Provisoria para iniciar los trabajos preliminares a fin de constituir la Cooperativa.
La Asamblea se realizó el día 25 de julio en el Teatro Español, allí se informó del fracaso de las gestiones para lograr la baja de la rebaja de las tarifas y se decidió la creación de la Cooperativa, designándose la primera Comisión provisoria. A partir de ese momento se inició la constitución de subcomisiones de las distintas ramas, estatutos, presupuestos, censo de consumidores, etc., realizándose en diferentes reuniones los trabajos concernientes a cada subcomisión y en la del 24 de octubre se resolvió convocar a la Asamblea Constitutiva para el 27, es así que ese día nació la CELP, aprobándose los estatutos y eligiéndose en votación secreta la primera comisión, la cual fue aprobada por la Asamblea constituyéndose el primer Directorio. Los integrantes de la Comisión fue la siguiente:
Presidente: Ruperto Tanco
Vicepresidente: José P. Casella
Secretario. Pelayo Fernández
Prosecretario: José M. Zugasti
Tesorero: José Castrogiovanni
Protesorero: Juan Murguía
Vocales: Julián Cayssials, Dr. Manuel Zamboni, Daniel Pavarin y Amón Lorenzo.
La primera labor por resolver fue la concesión de una audiencia a un ingeniero de la Compañía que venía a ofrecer alguna rebaja de tarifas. Durante varios días se realizaron reuniones del Directorio con representantes de C.E.S.A., sin conseguir el porcentaje de rebaja que se pretendía. Luego de un tiempo y debido a que la empresa no cumplía con su promesa, el Directorio decidió no conceder más audiencias a ningún representante de la Compañía y solo tratar por notas las futuras gestiones en el caso de producirse. En esa misma reunión se resolvió preparar el material necesario para iniciar la cobranza de cuotas de acciones y dirigirse a la Municipalidad solicitando su asociación. El 7 de diciembre se celebró una reunión del Directorio con el Intendente Sr. Juan Catalá quien prometió su apoyo a la obra, concordándose ideas sobre la manera de vincular la Municipalidad a la Cooperativa, mediante una ordenanza.
El 22 de noviembre de 1934 se resolvió adquirir el terreno donde actualmente funciona la Cooperativa, sobre Humberto Iº y Urquiza, cuya piedra fundamental fue colocada el 8 de diciembre en un acto dentro de los festejos por el Cincuentenario de nuestra ciudad.
El Directorio siempre supo aprovechar todas las circunstancias para hacer propaganda y mantener latente el entusiasmo de los socios y del vecindario. Sin pérdida de tiempo resolvieron dirigir una nota a las autoridades para que fijaran el aporte y concedieran por ordenanza la facultad de usufructo de las calles para tender las redes y comprometieron el consumo del alumbrado público para cuando venciera el contrato con la Compañía. Surgió entonces la necesidad de preparar un anteproyecto de construcción y financiación, para ello se necesitaba un asesor técnico, quien fue provisto por la Cooperativa de Punta Alta. Se trataba del señor Víctor Macor, quien confeccionó el anteproyecto de planta eléctrica, redes, edificios y la financiación que sirvió para la construcción de la usina.


Desde ese momento no se dejó de trabajar para sancionar las ordenanzas necesarias para rebajar las tarifas, incluso la C.E.S.A. había ofrecido un nuevo contrato por 15 años con ese fin. Para las autoridades el problema ya estaba resuelto, pero aceptar eso significaba el fin de la Cooperativa, además luego de los 15 años y con el vencimiento del contrato se volvía a estar a merced de la Compañía y sin la CELP que había logrado el nuevo contrato.
El Directorio defendió el anteproyecto y sostuvo que la Cooperativa reportaría mayores beneficios que aquel contrato, por tal motivo un grupo se trasladó a Punta Alta y analizando el desarrollo de la Cooperativa de allí se reforzó el convencimiento que se podía proponer un contrato mejor y que Pigüé recibiría enormes beneficios además de la independencia en el servicio eléctrico.
Las autoridades comprendieron luego de un viaje a Punta Alta que debían darle la concesión a la Cooperativa y el 14 de agosto de 1937 el Concejo Deliberante sancionó la ordenanza concediendo el servicio de alumbrado público por 15 años a la CELP.
El 13 de julio de 1938 se firmó el contrato de construcción del edificio y se inició la excavación de los cimientos, el 19 se propuso a la C.E.S.A. la compra de la red , instalaciones de alumbrado público y la concesión de un año con el fin de tomar la totalidad del servicio el 1 de julio de 1939.
En enero llegaron por tren a nuestra ciudad los cajones y esqueletos de las maquinarias, a los pocos días los primeros postes y palmeras, a los que siguieron los carreteles de cables y cajones de aisladores. Inmediatamente se inició el montaje de los motores ya que el edificio y la grúa estaban listos. El 19 de febrero se colocó la primera columna que soportaría los hilos conductores del fluido eléctrico propio y libertador. Se continuó con la construcción de la red que bajo la dirección del electricista Alfonso España, en breve tiempo hizo cambiar la fisonomía de nuestras calles.
El 16 de abril se hicieron las pruebas oficiales de los grupos electrógenos y tableros instalados, la circunstancia de tener la usina lista generó que la población suscribiera acciones y demostraba que la cooperativa estaba lista para cumplir con el contrato acordado. Faltaba solamente tomar una decisión con respecto a los medidores y le propusieron a la C.E.S.A. la compra de los mismos. Luego de varios entredichos y vaivenes, la Compañía aceptó vender por $76000 la totalidad de la red, con la instalación completa del alumbrado público, 838 medidores instalados y conectados y la concesión de un año que aún le faltaba cumplir a la empresa. La noticia fue muy bien recibida ya que significaba el triunfo de la CELP y en muy poco tiempo tuvieron que organizar todo para que comenzara a funcionar la Cooperativa. El día 29 de junio la mitad del pueblo ya estaba alumbrado con luz Cooperativa y el 30 se conectó la segunda sección quedando la totalidad de la población iluminada por la CELP. Desde ese mismo día cesó de funcionar la C.E.S.A.
La inauguración oficial de la usina se realizó el 24 de septiembre de 1939, día de júbilo compartido por toda la población, las autoridades locales y las delegaciones de cooperativas hermanas que compartieron ese momento.
Incorporación de corriente alternada:
Con la puesta en marcha de la central termoeléctrica Comandante Luis Piedra Buena de Ing. White, la Cooperativa decidió que había llegado el momento de modernizar el servicio eléctrico que venía prestando y producir la conversión de corriente continua a corriente alternada en 220/380 voltios. En 1960 la CELP debió prepararse para recibir en su usina 13.000 voltios que serían transformados en 3.000 mediante una instalación sumamente costosa para servir posteriormente a los usuarios. A estos gastos se les sumaron los de tendido de cables y el cambio de medidores, ya que los que estaban en uso servían solamente para la corriente continua. Hubo también que construir edificios en la ciudad para instalar los transformadores que llevarían la corriente a las conexiones domiciliarias, comenzó también a instalarse el alumbrado a vapor de mercurio en las calles céntricas para los que se pusieron transformadores aéreos que se conectaban al anillo de alta tensión. La calle España desde la Av. Casey hasta Alem fue la primera en contar con ese servicio que se inauguró el 3 de diciembre de 1961.La instalación de las columnas estuvo a cargo de la empresa SADE, en tanto que el resto de las tareas fue realizado por la CELP. Poco a poco se concretó el cambio de alumbrado en la ciudad y se llegaron a iluminar 43 cuadras con el esfuerzo conjunto del Municipio y la CELP, quienes absorbieron en partes iguales los gastos. La Cooperativa continuó como distribuidora del suministro energético, dejando de producir su propia energía. La incorporación de la corriente alternada significó un gran avance hacia el desarrollo industrial y la propia expansión de nuestra ciudad. Actualmente la Cooperativa compra la energía al Mercado Eléctrico Mayorista, esta energía es transportada a Pigüé a través de TRANSBA, para luego ser distribuida por la CELP.
Electrificación Rural:
A fines del año 1978 la Cooperativa decidió brindar el servicio de electrificación rural dentro del Partido de Saavedra, instalándose 270 km. de líneas de alta tensión en la zona noreste del Partido de Saavedra y sur del Partido de Coronel Suárez.
En el año 1985 se realizaron nuevas conexiones, beneficiando a diversos establecimientos rurales ubicados en los distritos de Saavedra y Coronel Suárez. En ese año también se fusionó e incorporó la Cooperativa de Arroyo Corto con su población urbana y red de electrificación rural, además del servicio de agua potable.
En 1982 la Cooperativa puso en funcionamiento el Centro de Mensajería Rural, un sistema de radio que permitía que un gran número de establecimientos rurales pudieran acceder a un sistema de comunicación que les permitió comunicarse con cualquier punto del país.
Dentro de los servicios opcionales con los que cuenta la Cooperativa el seguro de vida es uno de los más antiguos; se inició en 1986 como seguro de vida colectivo familiar y ofrece una asistencia en caso de fallecimiento de cualquier miembro del grupo familiar asociado voluntariamente con un importe actualizado mensualmente.
Servicios Sociales:
Desde el primer hábil de 1994 quedaron habilitados los servicios sociales, brindando la cobertura de servicio de ambulancia programada, servicio de sepelio y centro asistencial.
Otros servicios:
Servicio de televisión por cable coaxil, a partir de 1974 con la instalación de una antena parabólica receptora, incorporó un circuito cerrado de televisión que con el paso del tiempo se convirtió en Televisión Pigüé S.A., sociedad que en 2006 cedió la totalidad de las acciones a la CELP, por otra parte en 1990 había puesto en marcha su propio canal de televisión, Canal 4.
Internet, a fines de 1999 la CELP incorporó el servicio de Internet que fue muy bien recibido por sus asociados.
Servicio de telefonía básica, en 2002 se puso en marcha la obra de telefonía, inaugurándose el sistema de telefonía básica el 27 de noviembre de 2004.
Telefonía móvil, a partir de 2008 la Cooperativa brinda este servicio en nuestra ciudad, al igual que el tendido de fibra óptica que se viene realizando desde hace un par de años.
En la actualidad son muchas las prestaciones que brinda la Cooperativa, lo que exige de los directivos, consejeros y personal el máximo de esfuerzos para continuar con los valores y objetivos que se propusieron los primitivos integrantes de esta querida institución.
CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN 2019-2020
PRESIDENTE: Sr. MOCHI, Guillermo Ceferino
VICEPRESIDENTE: Sr. MURGUI, Oscar Antonio
SECRETARIO: Sr. ALAZARD, Juan Carlos
PROSECRETARIO: Sra. ROMERO, Claudia Alejandra
TESORERO: Sr. STOESSEL, Luis Alberto
PROTESORERO: Sr. PERRETTI, Sergio Ramón
VOCAL TITULAR: Sr. WALTER, Raúl Ángel
VOCAL TITULAR: Sr. CIARLANTINI, Ángel Oscar
VOCAL TITULAR: Sr. MOCHI, Eduardo Luis
VOCAL SUPLENTE: Sr. DETZEL, Sergio Daniel
VOCAL SUPLENTE: Sr. MEILLER, Luis María
VOCAL SUPLENTE: Sr. D’ÁNGELO, Jorge Mario
SINDICO TITULAR: Sr. PETRELLI, Mario Luis
SINDICO SUPLENTE: Sr. DI FELICE, Roberto Alfonso
SINDICO SUPLENTE: COUSTE, Aldo René
SINDICO SUPLENTE: CORVATTA, Roberto Oscar.
AUDITOR EXTERNO: ORTEGA, Jessica Lorena.


Muy felices 87 años de existencia!!!
Fuente: Prof. María de Luján Tanco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *