A diferencia de sus compañeros de bloque, Anglade no apoyó el aumento de tasas de la red vial

La segunda sesión de prórroga en donde se le dio tratamiento y aprobación al presupuesto municipal 2020, tuvo un punto que sobresalió por encima de las fundamentaciones del oficialismo y las objeciones de la oposición. Es que para sorpresa de muchos de los presentes, el recientemente asumido concejal Javier Anglade se diferenció de sus pares al momento de aprobar las nuevas tasas, no adhiriéndose al posicionamiento adoptado por su pares del bloque Juntos por el Cambio, y dejando bien en claro su postura en defensa del productor agropecuario.

“El expediente 90.372/19 no lo voy a acompañar. Voy a hacer una diferencia entre la política vieja y la política nueva… La política vieja es coimas, servilletas, aprietes… La política nueva es compromiso y responsabilidad. La tasa vial es una contraprestación y hoy se pretende un aumento que va a llegar al 68%, no va a ser ni del 50% ni del 55%. El partido de Saavedra tiene 2.400km de caminos rurales municipales y algunos provinciales, si descontamos sábados, domingos y un feriado al mes nos quedan 240 días laborables, y si le seguimos restando días en los que no se puede trabajar por lluvias, anegamientos y sequías podemos llegar a restar otros 75 días, quedando así 175 días laborables con un promedio de 14,5km por día para que una máquina arregle un camino, imposible si se quiere hacer bien” manifestó el nuevo edil.

Anglade además explicó que “el productor agropecuario está acostumbrado desde gestiones anteriores a transitar por caminos destruidos, y yo quiero darle esa contraprestación al productor y después hacerle ver que ese camino está arreglado y comentarle que va a tener que pagar una tasa superior. Yo no le quiero cobrar una tasa superior sabiendo que ese productor o esa familia que va a transitar el Abra del Hinojo o hacia alguna laguna a pescar o pasar el día, va a tener que pasar por un camino destruido, cortado, con huellas, donde puede romper algún neumático o el vehículo”.

“Tengo el orgullo de ser nieto e hijo de productor agropecuario, y tuve la posibilidad de llegar a ser Ingeniero Agrónomo estudiando, no Escribano” dijo en el cierre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *