“Carga alrededor de 2.500 litros y es muy noble” destacó a este medio el piloto del avión hidrante

Tal como informamos desde este medio, desde el día de ayer se encuentra apostado en nuestra ciudad un grupo de trabajo perteneciente al Plan Nacional de Manejo del Fuego, integrado por un avión hidrante y dos personas, y quienes a manera de prevención estarán en nuestra ciudad en el transcurso del período estival en principio.En diálogo con nuestro medio, Marcos, el piloto responsable de la conducción y operación del avión, nos explicó que “somos dos personas las que nos encontramos en Pigüé, yo que soy el piloto y el equipo de tierra. No sabemos cuanto tiempo estaremos instalados acá, pero estimamos que será por dos o tres meses aproximadamente, es el Plan Nacional del Manejo del Fuego quienes deciden donde va a estar el avión basado; puede que el día de mañana nos cambien de destino pero que quede cerca de la zona, es una cuestión de prevención lo que estamos realizando en realidad”.“Este avión fue creado para ser hidrante o para fumigar, en este caso de destinó para hidrante y para lo que es el parque de aviones que tenemos en la Argentina es un avión relativamente nuevo, porque a pesar de que tiene un aspecto de viejo y parecido a los de la Segunda Guerra Mundial, es un avión que se avión que se empezó a fabricar en los ’80 y se dejó de fabricare en el 2013, e incluso se siguió fabricando a pedido. Se encuentra en todas partes de mundo combatiendo incendios y realizando tareas de fumigación, es excelente para este tipo de trabajo y tiene características importantes, porque carga alrededor de los 2.500 litros y es muy noble” destacó al hablar del avión hidrante.Consultado sobre las particularidades de la operación, el piloto indicó que “los bomberos nos traen el agua y cargamos en el avión, llegamos al incendio, hacemos el disparo y volvemos para volver a cargar. El tiempo de carga depende de la presión que tengan en el camión y el disparo va a depender mucho de la complejidad del incendio y del lugar donde se esté desarrollando, en eso no hay un número definido porque hay variables que inciden en el trabajo”.“Una vez que los bomberos llegan al lugar del incendio solicitan el apoyo del avión. Ellos primero ver si pueden apagar el fuego y en caso contrario se comunican con el coordinador regional para pedir el apoyo aéreo” destacó además.Por último, mencionó que “hace tres años que trabajo en esto y desde hace 23 años soy piloto, es un trabajo que me gusta mucho y creo que me voy a quedar trabajando en esto”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *