Entre choripanes y reclamos de vecinos, los trabajadores municipales extienden la protesta

En la mañana de hoy los trabajadores municipales volvieron a acampar en el estacionamiento ubicado frente al Palacio Municipal a la espera de una respuesta satisfactoria y acorde al reclamo que presentan, algo que no ha llegado hasta el momento. Tras varias horas de reuniones que se fueron generando en los últimos días, Néstor Batista indicó que “hemos hecho algunos cambios y hemos avanzado en algunas cosas, que si bien hacen a la medida de fuerza para calmar un poco los ánimos, estamos trabados con el 5% y no hay promesas porque el Intendente sabe que en enero, febrero y marzo vamos a estar peor. Hay un tire y afloje, nosotros le estamos diciendo que saque la plata de otro lado que no corresponde, que haga como hacen todos, pero él no quiere. Esto es como hablábamos con las bases, es ir a pedir fiado al almacenero porque no te alcanza la plata y no sabés si le vas a pagar a fin de mes porque no te alcanza la plata, pero vas ponés la cara y te la jugás por tu familia; y es lo que le pedimos al intendente cuando le decimos que se la juegue”.

“Hay compañeros que dijeron que al paro lo está manejando el contador, él es el que tiene conocimiento de los números y es el que no quiere tirarse a la pileta y los compañeros se están dando cuenta. Nosotros el aumento de sueldo que estamos pidiendo son 6 millones de pesos por el 10%, si a eso le sumamos el aguinaldo son 9 millones, pero si al aguinaldo lo podemos desafectar porque lo damos a partir del 1ero de enero, cerramos en el 10% y lo dejamos ahí” agregó el secretario gremial.

Batista destacó que “cada año es más difícil porque cada año que pasa estamos cada vez un poquito más pobres, y no se trata de que no tienen para comer los pibes nuestros. Se trata que a diferentes niveles no quieren seguir perdiendo calidad de vida, ninguno quiere relegar la necesidad de un dinero más y esa es la lucha; nosotros les hemos enseñado a los compañeros que pase lo que pase hay que luchar, y lamentablemente desde que se implementó la democracia no se consigue ningún derecho sino después de una lucha”.

Por último, explicó que “los chorizos los compramos nosotros y bastante poco trajimos, somos bastante miseria. Lo hicimos a efectos de que los pibes estén haciendo algo, porque estar parados de gusto te vuelve loco, y por eso habíamos organizado la limpieza del pueblo, era una excusa para que no nos metan la conciliación obligatoria y es por eso que agradecí a todos los vecinos que realizaron la recolección de residuos porque de esta manera no hay problemas de salud en el pueblo y no nos meten la conciliación”.

Como dato de color, en el transcurso de la mañana, una vecina se acercó a dialogar con Batista solicitando que no tiren bombas de estruendo ni toquen el bombo, y que al reclamo lo respetaba.

En cuanto a la continuidad del paro, fuentes cercanas a la cúpula sindical confirmaron que mañana martes desde las 6AM llevarán adelante una asamblea en las puertas del hospital, para luego movilizarse hasta el municipio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *