Impulsan un inédito proyecto de gestión de residuos.

Unos 28 millones de dólares está dispuesta a invertir la Nación para sanear y mejorar el tratamiento de residuos en cuatro distritos de nuestra región, en un proyecto que contempla la erradicación de los basureros a cielo abierto en varias localidades, la creación de estaciones de transferencia y tratamiento de distintos desechos y la puesta en funcionamiento de un relleno sanitarios.

   La iniciativa, que por ahora no pasa de un anteproyecto pergeñado desde el ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación y cuenta con el aval de los municipios de Tornquist, Coronel Suárez, Saavedra y Guaminí, será presentada ante el Banco Interamericano de Desarrollo y se espera que en los próximos meses pueda haber noticias sobre su financiación. Incluso, desde las comunas entienden que, al estar esta entidad de por medio, la iniciativa no quedaría en un mero anuncio y existen grandes expectativas respecto de su desarrollo.

   En pocas palabras, este Centro de Gestión Ambiental contempla la ejecución de un relleno sanitario en la ciudad de Tornquist, junto con la construcción de cinco centros de transferencia en distintas localidades de los municipios que participan. Además, incluye la adquisición de maquinaria para todos estos sitios y la contratación de una consultora para asesorar sobre el funcionamiento del sistema en su totalidad durante los dos primeros años.

   Por ahora no se habla de tiempos: entre junio y julio el ministerio de Ambiente de la Nación pondrá la iniciativa en manos del BID y el organismo crediticio decidirá si la financia o no; en caso de que la respuesta sea positiva, se llevará a cabo un estudio de impacto ambiental y una consulta popular, para conocer la opinión de los habitantes de las poblaciones involucradas. En caso de que todo salga como se espera, sobre fin de año se podría estar llamando a licitación para la ejecución de todos los trabajos.

   Dentro de la poca información que se ha dado en forma oficial a los municipios intervinientes –recién se entregaría a cada uno de ellos el proyecto final y se llevarían a cabo charlas informativas en cada comunidad en caso de ser aprobado por el banco-, la idea es construir un relleno sanitario con un Centro de Gestión Ambiental en la ciudad de Tornquist y cuatro de las denominados estaciones de transferencia en Pigüé, Sierra de la Ventana, Guaminí y Coronel Suárez.

   Además, se contempla la eliminación de los basurales a cielo abierto (BCA, en la jerga) que todavía persisten en localidades como Saavedra, Goyena, Tornquist, Coronel Suárez, Pigüé, Dufaur, Guaminí, Garré, Casbas y Laguna Alsina, algunos de los cuales tienen más de medio siglo de antigüedad; se entiende que todos lugares dejarían de funcionar como tal y estos terrenos pasarán a ser recuperados.

Cada uno de los municipios, en sus plantas de transferencia, tendrá a cargo la disposición y comercialización o uso de los materiales reciclables.

   Las cinco estaciones –junto a la que estará en Tornquist, en el centro de gestión- procesarían los residuos locales, separándolos entre los materiales reciclables, compostables y aquellos que no se pueden procesar y serán enviados al relleno sanitario. En principio se había previsto que cada una de ellas manejara algún tipo específico de material, pero se descartó porque esto implicaría mucho movimiento de camiones en las rutas de la región. Por lo tanto, cada una llevará a cabo una labor local y después dispondrá por sí misma de aquellos desechos reutilizables, mientras que los restantes serán enviados a Tornquist.

   Estas estaciones no serán iguales entre sí, ya que no todas contarán con los mismos espacios comunes o incluso sectores para depositar determinados residuos. Algunas llegan a contemplar un sector de guardería para los niños de las trabajadoras y otras no cuentan con lugares para depositar neumáticos, vidrios o áridos, por ejemplo. 

   Además, la iniciativa contempla que en aquellos lugares donde en la actualidad ya se encuentra en funcionamiento un centro de reciclado, se aprovechará la infraestructura que ya se está instalada y no deberá hacerse una construcción desde cero.

   ¿Por qué este proyecto, por qué estos distritos y por qué ahora? Su desarrollo no tiene que ver con un capricho. De hecho, todos estos municipios venían trabajando en ideas similares por sí mismos, pero todos chocaban contra la misma pared: para poner en funcionamiento un relleno sanitario se precisa un mínimo de 100 mil habitantes, un número que cualquiera de estos distritos no alcanza por sí mismo.

   La solución llegó desde el propio ministerio, pero sin que ninguna de las cuatro comunas la propusiera en forma integral.

   En total, las estimaciones de la cartera ambiental se refieren a 100.266 habitantes entre todos los municipios, cuyos pobladores producen aproximadamente 89,3 toneladas diarias de residuos. De acuerdo a estos números y la superficie que ocupará el sector donde se ubicarán los desechos, se estima que el relleno tendría una vida útil de unos 20 años. 

Aseguran que la regionalización del proyecto de gestión es clave para acceder a municipios que es imposible llegar.

   “Entendemos que la regionalización de la solución integral de residuos es la llave para acceder a municipios que es imposible llegar, potenciando la economía circular a partir del proyecto con una respuesta ambiental sustentable”, sostuvo Carlos Silva, del ministerio de Ambiente.

   Al respecto, explicó que “lo que va a ir a enterramiento es una fracción orgánica no recuperable” y  aclaró que el proyecto busca potenciar la recuperación y la valorización del residuo para que se transforme y se utilice como insumo industrial.

   Además, dijo que la iniciativa prevé “la inserción laboral de los recicladores urbanos”, de manera que puedan trabajar en instituciones que los contengan, protejan y les den cobertura social.

Problemas en Tornquist

   La posible instalación del relleno sanitario en la ciudad de Tornquist ya ha traído algunos problemas y cruces políticos.

   A poco de conocerse la noticia, concejales del Frente de Todos tornquistense se mostraron preocupados por la creación del centro de gestión ambiental en cercanías de la ciudad cabecera -en particular por la puesta en funcionamiento de un sitio para la disposición de los residuos de cuatro distritos- y pidieron que el Ejecutivo haga la presentación correspondiente.

   Además, la edil Marcela Giménez se mostró en desacuerdo con la disposición de un relleno sanitario “a 1.500 metros de la ciudad”, explicando que esto también implicaría contaminación y presencia de alimañas.

   “Nadie sabe que solo llegue compactado lo húmedo. ¿Quién garantizará que no nos desborde la basura de 200 mil habitantes? Queremos una consulta popular”, demandó.

   No tardaron en llegar las respuestas del intendente Sergio Bordoni, quien señaló que los reclamos son “otra aberración de los concejales”, sostuvo que “tienen información agarrada de los pelos” y recordó que se trata de un proyecto similar al que impulsaba el exjefe comunal Gustavo Trankels.

   “Hace 100 años que seguimos tirando la basura. El lugar está muy contaminado, por lo que hay que reducirlo y taparlo. (El ministerio de) Ambiente ya dio el visto bueno; el tren pasa una sola vez”, sostuvo el funcionario tornquistense.

   Asimismo, recordó que una vez en funcionamiento, el centro de gestión ambiental contará con el monitoreo de profesionales de la Nación y aseguró que en unas semanas llegarán autoridades de la cartera para dar las explicaciones correspondientes.

En números

El proyecto integral del centro de gestión ambiental contempla una cobertura regional de 100.266 habitantes, abarcando más de 18.500 kilómetros cuadrados de superficie y la disposición de casi 90 toneladas diarias en el relleno sanitario.

En particular, se estima que en el centro de transferencia de Tornquist se procesarán 18,5 toneladas por día; 7,4 T/d en Sierra de la Ventana; 40,7 en Coronel Suárez; 19,5 en Pigüé y 10,5 en Guaminí.

Por el momento no se prevé la incorporación de más municipios al proyecto.

Fuente: La Nueva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *