La ley Impositiva de Kicillof, vital para el distrito de Saavedra y cuatro partidos más del Sudoeste

   Más allá de las cuestiones estrictamente políticas, la aprobación de la Ley Impositiva que impulsa el gobernador Axel Kicillof es fundamental para los municipios de Patagones, Villarino, Puan, Saavedra y Tornquist, que desde el 1 de enero de este año perdieron una serie de beneficios impositivos que otorgaban las leyes provinciales 12.322 y 12.323.    Ambas leyes, cuya vigencia terminaba a fin de año pasado y que no fueron prorrogadas por la Legisltatura bonaerense a pesar del constante reclamo de intendentes, legisladores e instituciones locales, establecían descuentos de entre el 50% y el 100% para estos distritos en impuestos como el inmobiliario urbano y rural, ingresos brutos y sellos para distintas actividades productivas.    Como respuesta, previo a la última sesión del año pasado del congreso provincial, el bloque de Cambiemos había logrado colocar un párrafo que establecía una prórroga de 90 días para ambas leyes. Sin embargo, el proyecto -como se sabe- no prosperó y ahora se espera que pueda ser tratado y aprobado durante esta semana.

De qué se trata

La ley provincial 12.322 declara al partido de Patagones como área Patagónica Bonaerense, con exenciones totales en impuestos inmobiliario urbano y rural, ingresos brutos y sellos. En la zona de riego, la exención se reduce al 50%. En tanto, la ley provincial 12.323 crea la Zona Austral Desfavorable, con similares beneficios para Villarino; los cuarteles V, VI, VII, VIII, IX, X, XI de Puan; los cuarteles VIII, IX, X y XI de Saavedra, y los cuarteles III, IV y V de Tornquist. El resto de Puan y Tornquist también se sujetan a beneficios, aunque con menores porcentajes. La vigencia de ambas leyes venía siendo ratificada cada cinco años, pero en 2019 esto no ocurrió, por lo que dejaron de tener vigencia a partir del primer día de 2020. El año pasado, más allá del constante reclamo de los municipios involucrados, la Provincia había puesto trabas para la aprobación de los proyectos de ley que se habían presentado para que  continuaran vigentes. Fuente: La Nueva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *