NUEVO INFORME ECONÓMICO REGIONAL DEL CREEBBA

El Centro Regional de Estudios Económicos de Bahía Blanca Argentina (CREEBBA) dio a conocer su informe de Mayo/Junio de este año.

En el mismo se indica que más allá de la reapertura de muchas empresas en la Región, luego del establecimiento del aislamiento social y obligatorio, los niveles de actividad continúan bajos y la situación es regular.

Comercio, industria y servicios de la Región.
Durante el bimestre mayo-junio, la situación general de la Región (donde se consideran las localidades de Punta Alta, Coronel Dorrego, Coronel Pringles, Puan y Pigüé), mostró un saldo de respuesta considerado como regular (según parámetros CREEBBA) respecto al bimestre anterior. Este resultado representa un leve repunte en comparación al bimestre previo, donde el mismo había sido desalentador.
La situación general en términos interanuales, arrojó como resultado que la misma desmejoró en comparación a iguales meses de 2019, aunque en una menor proporción si se considera los resultados del bimestre anterior.
El saldo de repuesta para las expectativas, tanto generales como sectoriales, mostró que los consultados esperan que la situación empeore. De esta manera el panorama en el mediano plazo continúa presentando una visión negativa, no obstante en menor medida que el bimestre pasado puesto que la reapertura paulatina de la economía ha generado una leve reactivación.
El nivel de ventas, respecto al bimestre anterior mostró una caída, aunque en menor medida si se observó el bimestre marzo-abril.
En relación al plantel del personal, los empresarios continúan manteniendo el nivel de empleo al igual que el bimestre anterior.
En términos sectoriales, la situación general respecto al bimestre previo exhibe un resultado regular para comercio y servicio, significando una mejora respecto a marzo y abril. Asimismo, la industria exhibió una tendencia normal, recuperándose respecto al bimestre anterior.
Como consecuencia de la flexibilización de la cuarentena para ciertos rubros, las perspectivas son un poco más alentadoras que lo observado durante los meses de marzo y abril tanto a nivel general como sectorial, aunque los saldos de respuesta continúan siendo negativos.
En cuanto al nivel de ventas, respecto al bimestre previo, se observaron caídas en todos los sectores pero inferiores a las ocurridas en los meses anteriores.
En resumen, la actividad económica general en la Región sigue en niveles bajos de actividad, a pesar de la reapertura de gran parte de las empresas en la Región: las expectativas no son optimistas y los niveles de ventas siguieron cayendo, aunque en menor medida.
A nivel sectorial, servicios y comercio son los más afectados por la baja actividad en el bimestre. Por ejemplo el rubro turismo es un claro ejemplo de cómo ha afectado la pandemia de Covid-19 a la economía, con hoteles y agencias de turismo aún cerrados y con pocas perspectivas de recuperación en los próximos meses.

Información sectorial
Mercado automotor: durante mayo y junio, se patentaron un 20% menos de unidades 0 km en términos interanuales. Sin embargo, respecto al bimestre anterior, se observó un crecimiento del 132%. Por otro parte, la cantidad de transferencias realizadas en dicho período cayó un 18% respecto a igual período de 2019 y creció un 63% en comparación a marzo y abril.
Mercado inmobiliario: la cantidad de actos de compraventa que se realizaron en el mes de mayo respecto a igual mes de 2019 disminuyeron fuertemente (-97%).

Son datos textuales del último informe del CREEBBA, Fundación Bolsa de Comercio de Bahía Blanca, con participación de instituciones de la región como por ejemplo la Cámara de Comercio e Industria y Anexos de Pigüé.

2 comentarios Agregar el tuyo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *