Se cumplieron 70 años del paso del TC por Pigüé

Este jueves 9 de abril se conmemora la finalización de la primera edición de la “Vuelta de Olavarría” y los primeros 70 años de una pasión que se extendería por años y años.

La pasión por los fierros en Pigüé, Olavarría, entre otras ciudades no es noticia nueva y en este 2020 se cumplen 70 años de la primera vez que los autos de Turismo Carretera llegaron a la ciudad para disputar el Gran Premio “Libertador General San Martin”.

Durante tres días -largaron el 7 de abril hasta el 9- se corrió “La Vuelta de Olavarría” con triunfo para Marcos Ciani que se adjudicó las tres etapas del Gran Premio “Libertador General San Martin” (en homenaje al Gral. San Martín en el año del centenario de su desaparición) que fue una gran novedad para los ciudadanos de la localidad y alrededores.

Contará la historia que el primer día de competencia, los 76 autos participantes de la etapa “Yapeyu” recorrieron 973 kilómetros bajo una copiosa lluvia, que la carrera tuvo largada en lo que en la actualidad conocemos como la Sociedad Rural de Olavarría y que el debut de los hermanos Dante y Torcuato Emiliozzi no se produciría debido a desperfectos mecánicos en la emblemática “Galera”.

El recorrido de esa etapa, además de pasar por Pigüé, lo hizo por Las Piedritas, Daireaux, Trenque Lauquen, Adolfo Alsina, Puan, Guaminí, La Madrid, Rocha, Pourtalé y finalizó en Olavarría con triunfo para Ciani que se demoró 11 horas y 4 minutos. Esteban Sokol y José Lorenzetti completaron el podio, José Francia fue el mejor piloto local tras arribar octavo.

Pasaron otras dos etapas sumando un total de 2837 kilómetros, también recorriendo grandes distancias por el largo y ancho de la provincia.

Aun recuerdan los más memoriosos que -de muy chicos- llegaron a ver a “Juancito” Galvez doblar “a fondo” en la esquina de las Avenidas Casey y Alsina.

Recordarán, también, los bocetos pertenecientes al Museo Hermanos Emiliozzi y su coordinadora Susana Martínez que el debido a la escasa capacidad hotelera de Olavarría, los pilotos que llegaron debieron alojarse en casas de familias.

Se inscribieron 94 participantes, pero solo 85 tomaron parte de la carrera que tuvo una clasificación para determinar el orden de largada y en la cual Juan Gálvez fue el más rápido en un circuito de 5900 metros, escoltado por su hermano Oscar y Daimo Bojanich.

Entre los que no pudieron correr figuran los hermanos Dante y Torcuato Emiliozzi, quienes con el tiempo se convirtirían en los representantes emblemáticos de la ciudad.

Marcos Ciani, quien había largado sexto, fue el gran referente de la carrera que se llevó a cabo durante tres días que tuvo caminos barrosos debido a las precipitaciones del fin de semana. A bordo del Chevrolet, el represenante de Venado Tuerto se impuso en cada una de las etapas, acompañado por Pablo Aznar, y fue el quinto ganador diferente de esa primera parte del año.

La ventaja que logró Ciani fue tan abultada que le dio tiempo de arribar al final de la última etapa, irse a la casa en donde estaba alojado, asearse y volver a la llegada para bajarle la bandera de cuadros a su escolta, Miguel Marino (Ford de General Rodríguez). El podio lo completó el bragadense Pablo Trincavelli (Chevrolet).

Esa competencia, marcó el primer mojón de una frondosa historia del AMCO, la institución que organizó en total 60 pruebas de TC, siendo 46 en ruta, hasta 1992, y 14 en el autódromo “Hermanos Emiliozzi” que se inauguró en 1998.

El clima durante los tres días también sería protagonista de la “Vuelta de Olavarría”, un verdadero temporal de vientos y aguaceros, que hicieron intransitables muchos tramos y provocaron incontable cantidad de accidentes, pero que en ningún momento dejaron de contar con el público que se acercaba a la vera del camino para alentar y colaborar con sus ídolos.

Fuente: Infoeme (Olavarría) y Campeones

Redacción: propia, Campeones e Infoeme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *