Un militar radicado en Pigüé involucrado en una denuncia de abuso

El Juez Federal Walter López Da Silva dictó el procesamiento de dos de los tres soldados del Ejército acusados de abusar de una joven de 17 años dentro del ex Comando del V Cuerpo de Bahía Blanca, aunque solo uno de ellos seguirá detenido.
Se trata de Jonathan Alexis Romero Díaz (29), para quien el magistrado dispuso la prisión preventiva por el delito de abuso sexual con acceso carnal y le trabó embargo por 400 mil pesos.

El sargento Carlos Alberto Inés (38) también fue procesado, pero por abuso sexual simple (embargo de 100 mil pesos), aunque fue beneficiado con la excarcelación.
Por último, al cabo primero Omar Ignacio Grandioli (27) se le dictó la falta de mérito, que es un punto intermedio entre el procesamiento y el sobreseimiento. Seguirá siendo investigado aunque también en libertad. El juez también dispuso formar una causa, por presunto falso testimonio, contra otro soldado que estuvo presente la noche del hecho, Daniel Macías, quien habría mantenido relaciones consentidas con la denunciante.

COMO FUE EL CASO
El grave hecho se registró el domingo 29 de marzo en las instalaciones militares de la calle Florida.
Según la denuncia de la menor, al ex Comando del V Cuerpo de Ejército bahiense llegaron de manera voluntaria, porque su hermana tenía una relación de “amigovio” con uno de los acusados.
Dijo que tomaron unos tragos y que ella mantuvo sexo consentido con un joven que le presentaron en esa ocasión (otro soldado, que no está acusado), aunque después quisieron sumarse otros dos.
En principio pudo zafar, declaró que continuó con la relación de origen, pero que más tarde regresaron los ahora detenidos y la forzaron.
Con el tercero, al parecer, hubo un incidente aparte, esa misma noche. Por eso las acusaciones son distintas, según el caso.
A Inés le imputan abuso sexual simple; a Romero, abuso sexual agravado reiterado y a Grandoli, abuso sexual agravado.
Ninguno es de Bahía Blanca. El sargento tiene domicilio en Pigüé, aunque sería oriundo del norte; Romero procede de Córdoba y Grandoli es de Quilmes. Todos estuvieron detenidos en la delegación bahiense de la Policía Federal.
Fuente: La Nueva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *