Una mujer de Espartillar es una de las primeras consejeras nacionales de Coninagro.

Mientras que la designación de Elbio Laucirica como nuevo presidente de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro) no generó sorpresa entre los asociados, la elección de las primeras mujeres consejeras de la entidad gremial a nivel nacional sí fue motivo de asombro y festejo.

Con largas carreras dentro del cooperativismo provincial, las nuevas responsabilidades adquiridas por Patricia Luke y Laura Llopi prometen seguir sumando espacios de participación para las mujeres dentro del gremialismo rural.

Oriunda de Espartillar, al sudoeste de la provincia de Buenos Aires, la productora agrícola ganadera, Patricia Luke, se encuentra vinculada al sector cooperativo desde su juventud.

“Empecé en el movimiento de juventudes agrarias de la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA) hace muchos años. Allí conocí a mi esposo y formé mi familia. Actualmente mis hijas integran la juventud ACA”, dijo Luke a Bichos de Campo.

Desde hace tres años la productora integra el equipo de la Cooperativa Agrícola Ganadera de Espartillar, de la cual también es asociada, y participa de las Comisiones Asesoras Regionales (CAR) de ACA en donde tratan la realidad zonal.

“A esos encuentros asisten consejeros de las cooperativas e incluso algunos dirigentes, y si hay alguna inquietud estamos a disposición. Nosotros brindamos un informe mensual de las reuniones que tenemos de Coninagro y si alguna cooperativa de nuestra zona tiene alguna inquietud, nos la transmite y vemos la forma de solucionarla”, afirmó la bonaerense.

A partir de esta reciente designación como consejera de Coninagro, Luke se volverá un nexo entre la entidad a nivel nacional y los productores del sudoeste de Buenos Aires, La Pampa y la Patagonia.

-¿Qué sentís al saber que sos una de las primeras mujeres en este cargo dentro de la entidad a nivel nacional?- reguntamos a Patricia.

-Que hayan pensado en mí me llena de orgullo. Es lindo pertenecer a una institución como Coninagro y representarlos. Esta apertura que están teniendo con las mujeres en el agro, en general en todo el sector, me parece espectacular. Hoy la mujer está en el mismo nivel que el hombre. Podemos trabajar a la par, podemos consensuar y disentir, y tenemos las mismas posibilidades. A mí me gusta porque es un ámbito gremial y político. A medida que uno se va interiorizando cada vez le gusta más.

Fuente: Bichos de Campo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *